TEST - MALTRATO INVISIBLE

TEST - MALTRATO INVISIBLE

Selecciona una opción en cada fila, la opción central indica un valor intermedio

Ninguno de los dos tiene prioridad, ni debe renunciar a sus intereses aceptando los del otro por el bien de la relación. Tu pareja sigue haciendo lo que le gusta y tu, poco a poco, dejas de hacer lo que quieres por el bien de la relación.
Dices lo que piensas y sientes que puedes manifestar disconformidad cuando estás en desacuerdo, tu opinión es valorada y respetada. Cuando estáis en desacuerdo no puedes manifestar tu opinión por miedo a que se enfade, te grite o haga comentarios hirientes.
Tomáis las decisiones importantes entre los dos, nadie tiene el control de la vida del otro. Tu pareja siempre toma las decisiones importantes.
Ambos os consideráis iguales. Ninguno se muestra superior al otro en la relación. Te habla con desprecio tanto en privado como en público, haciendo que te sientas humillada/o.
En las situaciones en que no estáis de acuerdo o cuando hay una discusión os tratáis con respeto. En las situaciones en las que no estáis de acuerdo cedes y asumes su opinión por miedo al rechazo o a que te hable mal.
Respeta que sigas relacionándote con tus amistades anteriores. Desde que sales con tu pareja has dejado de quedar con tus amigas/os porque sientes que le molesta.
Respeta que tengas amistades por tu cuenta, fuera del grupo de amigos de la pareja. Evita que tengas amistades por tu cuenta, fuera del grupo de amigos de la pareja.
Piensa que tus relaciones en redes sociales, teléfono, … son privadas y jamás se le ocurriría controlarlas ni pedirte las contraseñas. Quiere saber en todo momento con quien hablas y de qué, tanto por las redes sociales, teléfono... Piensa que debes decirle tus contraseñas como prueba de que no le ocultas nada.
Respeta tu manera de vestir, le gusta que te sientas bien y guapa/o. A menudo te dice que no le parece bien como vistes, te acusa de hacerlo para provocar a otros y que con ello le faltas el respeto.
En los momentos de intimidad ambos decidís y hacéis lo que os gusta y os apetece. Te sientes obligada/o a matener relaciones íntimas, incluso sexuales, en momentos en que no te apetecen, ya que se enfada si tu no aceptas.
Respeta que tengas amigos/as íntimos, de confianza. No permite que tengas amigos/as íntimos, de confianza, porque piensa que te influyen negativamente.
Respeta tu relación con tus padres o hermanos y jamás te obligaría a alejarte de tu familia o a elegir entre tu familia y vuestra relación. Suele hablar mal de tu familia, intenta explicarte que tus padres o hermanos son la causa de vuestros problemas, por ello a menudo te obliga a elegir entre tu familia y vuestra relación.
Te hace sentir que eres una persona muy valiosa/o. Te valora mucho en privado y/o en público. Ante cualquier iniciativa (ir al gimnasio, estudiar lo que te gusta…) te hace sentir que no vas a conseguirlo, que no lo vas a poder hacer bien.
Valora tu trabajo y tus ideas. No valora tu trabajo ni tus ideas, intentando modificarlas.
Valora lo que haces, cómo eres, cómo hablas. Te considera competente y valioso/a. Critica lo que haces, cómo eres, cómo hablas. Hace que parezcas incompetente o inferior.
Cuando surgen problemas de pareja asume su parte de responsabilidad o culpa. Manipula las situaciones para hacerte creer que vuestros problemas de pareja son siempre por tu culpa.
Jamás me amenaza con dejarte o abandonarte. Si no sigues sus órdenes/deseos te amenaza con dejarte o abandonarte.