¿Evitación?

 La evitación de aquello que nos provoca miedo y ansiedad en ocasiones es positiva y adaptativa, nos salva la vida. Pero en otras, no es adaptativa sino que mantiene y fortalece la ansiedad y el miedo.

Por ejemplo el miedo a las alturas: como no subo, no veo que realmente no pasa nada malo. Evito mi ansiedad del momento. Pero a larga es negativo para mí y me limita.

Si afrontamos nuestro miedo a las alturas y comprobamos que no ocurre lo que temíamos (caernos al vacío), nuestra ansiedad se debilita. A partir de ahí podemos cambiar nuestro pensamiento al respecto para poder cambiar nuestras emociones.

¿Quieres evaluar tu nivel de Ansiedad? Haz el Test, te ayudará.

Saber más, conocer cómo funciona la ansiedad para afrontarla mejor

Nuestras actitudes, nuestra manera de pensar, nuestras creencias, nuestra manera de afrontar los conflictos,... condicionan nuestro nivel de cortisol y nuestra ansiedad.

Conocer, prevenir y afrontar la ansiedad.