Un método en cuatro pasos

Este método se basa en el autoconocimiento, la reflexión, el diagnóstico y la toma de decisiones que lleva a la acción.

Está dirigido a estudiantes de: Grados universitarios, Bachillerato, Grados Superiores de FP y Oposiciones.

Estos son los cuatro aspectos sobre los que vamos a trabajar:

  1. Tú y tus condiciones. 
  2. Tu motivación y tus objetivos.
  3. Tus estrategias para afrontar el estudio. 
  4. Tu autovaloración y tu manera de afrontar los resultados.

Partimos del resultado del Test de afrontamiento del estudio que te indicará cuál es tu nivel actual y qué tendrías que cambiar si quieres mejorar tu rendimiento.

Veamos los cuatro pasos:

PASO 1: TÚ Y TUS CONDICIONES

En primer lugar es imprescindible que tú te conozcas a fondo, que sepas cómo eres como estudiante en aspectos tan relevantes como:

  • Tus circunstancias personales, de salud, familiares, económicas… en el momento de afrontar los estudios pueden ser muy variadas y tener una gran relevancia. Debes tenerlas muy en cuenta ya que a veces son determinantes.
  • Tu capacidad de esfuerzo, constancia y disciplina… son imprescindibles para determinado tipo de estudios, especialmente para el Bachiller y la Universidad. Y son la base para afrontar unas Oposiciones.
  • Tus hábitos de salud: sueño, alimentación, consumo de sustancias… son esenciales. Nuestro organismo necesita estar en condiciones saludables para poder rendir al máximo. Es importante cuidar la alimentación, dormir las horas necesarias y evitar el consumo problemático de sustancias como el alcohol o el cannabis.
  • Tus aptitudes intelectuales, tu formación previa, tus capacidades… Es bueno conocer las propias capacidades, saber cuáles son tus puntos fuertes y tus puntos débiles. Las aptitudes intelectuales son importantes, pero no son suficientes por si mismas, necesitan complementarse con la capacidad de esfuerzo y la constancia.

PASO 2: TU MOTIVACIÓN Y TUS OBJETIVOS

En segundo lugar te proponemos que reflexiones sobre cuáles son tu motivación y tus intereses. Es importante que sepas:

  • Si tu motivación por cursar estos estudios es clara y es algo que deseas.
  • Si realmente te interesan.
  • Si son prioritarios para ti sobre otras actividades o no lo son.
  • Si te marcas objetivos a alcanzar o esperas a “ver que pasa”.
  • Si, en difinitiva, estás dónde quiere estar.

PASO 3: TUS ESTRATEGIAS PARA AFRONTAR EL ESTUDIO

En tercer lugar, te aconsejamos que revises las estrategias que utilizas. En algunos casos son bastante determinantes. Especialmente:

  • El aprovechamiento de las clases.
  • La organización y planificación del tiempo de estudio. En los estudios universitarios es imprescindible seguir una buena planificación para evitar llegar a las semanas de exámenes con toda la materia acumulada pendiente de revisar.
  • La planificación de los trabajos en grupo, tareas, presentaciones, proyectos… El uso adecuado de la agenda se convierte en obligatorio para cumplir con los plazos de entrega.
  • El estudio al día y en profundidad. Llevar las materias al día es la mejor opción cuando se pretende obtener notas elevadas. Permite preparar bien los exámenes, pedir ayuda cuando se necesita y tener el control de la calidad del estudio.

PASO 4: TU AUTOVALORACIÓN Y TU MANERA DE AFRONTAR LOS RESULTADOS

En cuarto lugar, estaría bien que te plantearas cómo gestionas tus resultados, cómo te autoevalúas y qué acciones tomas en consecuencia:

  • Evaluando tus resultados y el proceso por el que has llegado a obtenerlos.
  • Afrontando las consecuencias positivas y negativas de esos resultados.
  • Actuando para modificar lo necesario para mejorarlos.

¿Quieres sacar más partido a tu esfuerzo?

Haz el Test, valora, decide y pasa a la acción:

Tú y tus condiciones. 

Tu motivación y tus objetivos.

Tus estrategias para afrontar el estudio. 

Tu autovaloración y tu manera de afrontar los resultados.