Acceso a la Universidad (EBAU)

Para acceder a la Universidad:

  • Los estudiantes de 2º de Bachiller han de superar la EBAU (Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad). 
  • Los de Ciclos de Grado Superior de FP pueden acceder directamente con su nota, pero pueden subir esa nota presentándose a la Fase Voluntaria de las EBAU.

La EBAU se estructura en dos fases, fase obligatoria y fase voluntaria para subir nota. 

Fase Obligatoria

Lengua Castellana, Lengua Extranjera, Historia de España, Lengua Cooficial y una de las 4 materias troncales con vinculación a la modalidad de Bachillerato que ponderará también en la Fase Voluntaria. Para superarla hay que obtener como mínimo un 4. La nota tiene validez indefinida.

Fase Voluntaria

Cualquiera de las materias troncales que estipula la nueva ordenación. La nota obtenida se multiplicará por el coeficiente de ponderación (0,1 ó 0,2) que cada Universidad publica. Para superarla hay que obtener como mínimo un 5. La nota tiene validez para 2 cursos.

Cómo preparar la EBAU

La EBAU no es difícil de aprobar, pero si quieres obtener notas altas debes seguir estos consejos:

  • Proponte una nota a alcanzar, a continuación valora tus posibilidades y tu capacidad de esfuerzo y trabajo para conseguirla. 
  • Plantéate el curso desde un principio como una preparación para la selectividad.
  • Márcate objetivos concretos para cada asignatura y globalmente.

Te recomendamos que sigas los pasos de Cómo mejorar mi rendimiento y que hagas el Test de Técnicas de EStudio Sup.

Preparación Académica

  • Estudia con intención de comprender y de recordar las ideas fundamentales más allá de los exámenes.
  • Planifica el estudio a largo plazo. Por escrito y con un control de seguimiento.
  • Utiliza un método que posibilite un aprendizaje profundo.
  • Al estudiar haz esquemas y/o resúmenes que sean utilizables para preparar la Selectividad.
  • Ve con cuidado con la presentación de cada examen como si fuera ya la Selectividad.
  • Estructura las respuestas a los exámenes de una manera clara: partiendo de un esquema o de una presentación inicial, desarrolla el contenido de la pregunta y acaba con una conclusión o idea final.
  • Pide ayuda a tus profesores para resolver cualquier duda que tengas.
  • Practica los comentarios de texto, son fundamentales.
  • Sigue las pautas de Cómo mejorar mi rendimiento

Preparación Física

  • Cuida la alimentación. Es necesario que sea equilibrada y rica en vitaminas, minerales, calcio, hierro y fósforo. Evita comidas muy copiosas.
  • Evita el consumo de café y otros estimulantes. Dificultan el sueño, la concentración en el estudio y el rendimiento de la memoria.
  • Evita el consumo problemático de alcohol, cannabis  u otras drogas. Las neuronas lo notan.
  • Procura estar “en buena forma física”. Practica algún deporte, camina, ve a correr, sal en bicicleta… Te ayudará a controlar la ansiedad y podrás llegar a la Selectividad en buenas condiciones.
  • Intenta tener unos buenos hábitos de descanso nocturno. Evita que los fines de semana o la preparación de algunos exámenes supongan un desequilibrio total durante 3 ó 4 días.

Preparación Psicológica

  • Piensa positivamente. Elimina los pensamientos negativos (suspenderé...).
  • Utiliza autoinstrucciones de afrontamiento positivas, antes, durante y después de las situaciones de estudio intenso o exámenes.
  • No te desmoralices si alguna cosa no te va tan bien como querrías.
  • Si eres una persona ansiosa, te recomendamos que sigas los consejos de Ansiedad ante los exámenes o ante la toma de decisiones.
  • Confía en ti mismo/a. Una buena autoestima es fundamental para afrontar con éxito las situaciones difíciles. Encontrarás ayuda en Autoestima.
  • Una actitud mental positiva es tan importante como una buena preparación física y académica. 
  • Si piensas que necesites ayuda profesional en estos aspectos, pídela.

¿Estás preparándote bien?

Con el Test de Técnicas de Estudio Sup podrás descubrir si tus métodos de estudio son los adecuados para el reto de la EBAU. Obtendrás un informe con la orientación más adecuada para ti.

Cómo afrontar los días de los exámenes

El día de antes
  • Repasa un poco y procura descansar. 
  • Come equilibradamente, haz un poco de ejercicio y vete pronto a dormir dejando todos los materiales y documentos preparados.
  • Evita comentarios negativos o ansiosos con otros compañeros.
  • Practica las técnicas de relajación al acostarte.
  • Repite las autoinstrucciones de afrontamiento positivo que te recomendamos en Ansiedad. Son muy provechosas: "Lo voy a hacer lo mejor posible”.
Los días de Exámenes
  • El primer día, asegúrate que alguien te despierte a tiempo. Llévate todo lo que necesites (DNI, hoja de matrícula, varios bolígrafos, calculadora, etc.) y, si estás un poco nervioso/a, no te preocupes: es normal. Relájate. 
  • Piensa en positivo, potencia tus emociones positivas.
  • Seguramente hará calor (aunque puede que haya aire acondicionado), lleva ropa cómoda y fresca y plantéate llevarte una botellita de agua y algo de comida tipo fruta o barritas energéticas.
  • Busca un sistema de transporte seguro.
  • Antes de comenzar los exámenes, evita los comentarios que aumenten la ansiedad y céntrate en estar relajado/da y concentrado/da.
  • En cada ejercicio tienes dos opciones, léelas con concentración y piensa cual de ellas te interesa más hacer. No cambies de opción.
  • Distribuye el tiempo de acuerdo con la dificultad y la importancia de las preguntas, dejando unos minutos para la revisión final. “Pasa” de lo que hacen los demás y sigue tu ritmo, no importa si los demás ya han acabado o aún están escribiendo.
  • Al leer el examen, empieza por aquella pregunta que te sepas mejor, te dará seguridad y confianza. Piensa en lo que te preguntan, ordena tus ideas, hazte un esquema mental (o escrito) de lo que quieres contestar y empieza a desarrollarlo ordenadamente y con claridad de ideas y de forma.
  • Al acabar un examen, olvídalo, no quieras saber que han hecho los demás ni si lo has hecho bien o mal. Piensa que lo has hecho lo mejor que has podido en aquel momento. Dedícate al siguiente examen. Descansa un poco, relájate y concéntrate. Empieza a prepararte psicológicamente para otra asignatura. Piensa positivamente.
  • Al acabar los exámenes del día, dedica un tiempo a hacer un poco de ejercicio, descansa suficientemente para el próximo día y no te quedes a repasar durante horas la noche anterior. Un breve repaso a los esquemas, descanso y a dormir.
  • Ten mucho cuidado con la alimentación y el descanso durante los tres días de examen.
  • No consumas alcohol ni cannabis.

Decide el mejor camino para tu futuro

Si tienes dudas sobre tu futuro, haz el  Test de Orientación Vocacional. El Test analiza el área que mejor se adecua a tus intereses y a tus características personales. Obtendrás un informe con la orientación más adecuada para ti.