En primer lugar queremos dejar clara nuestra postura frente al consumo de cannabis

Consideramos que en personas mayores de edad el consumo moderado y responsable en situaciones sociales es una opción similar al consumo de alcohol. En adolescentes el consumo de cannabis se convierte en un grave problema, al igual que el consumo de alcohol.

El consumo de cannabis tiene una imagen social muy diferente a la del alcohol. La mayor parte de la población es conocedora de la diferencia entre el consumo social de alcohol y el consumo abusivo o el alcoholismo. Sin embargo esto no sucede con el cannabis. Socialmente el consumo de cannabis se valora de dos maneras muy diferentes:

  • Como un grave peligro, asociándolo al mundo de la drogadicción.
  • Como algo natural, positivo y que no conlleva ningún riesgo.

Efectivamente un consumo elevado puede generar graves problemas y un consumo social ocasional puede ser el equivalente a la copa de vino o a las cervezas que se toman en una reunión de amigos/as.

La intención de esta web no es ofrecer información sobre el cannabis, sino sobre un concepto poco conocido y muy importante por las consecuencias que conlleva: El consumo problemático de cannabis. 

Pretendemos dar a conocer la diferencia entre el consumo de cannabis y el consumo problemático de cannabis.

Pasos a seguir

  1. Saber.- Qué es el consumo problemático de cannabis, cómo afecta a los consumidores y qué factores influyen.
  2. Valorar.- ¿Mi consumo es problemático? El Test CPC es una herramienta que te indica cómo es tu consumo:
    1. no problemático
    2. problemático
    3. problemático grave 
  3. Decidir y actuar.- Recursos de autoayuda dirigidos a aquellas personas que quieran que su consumo deje de ser problemático.

Paso 1: Saber

Saber: ¿Qué es el consumo problemático de cannabis?

Es aquel consumo que está generando problemas al propio consumidor/a o a su entorno. Dentro de estos problemas incluiríamos: 

  • problemas de salud física, 
  • problemas de salud psíquica, 
  • problemas en las relaciones sociales, 
  • e incluso conductas de riesgo que pueden poner en peligro la vida o la salud del consumidor/a.

(Estudio colaborativo entre la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas y el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías. Klempova, Sánchez y otros. 2009)

Saber: ¿Cómo afecta el consumo problemático de cannabis?

  • Una tercera parte de los consumidores problemáticos presentan trastornos de personalidad (obsesiones, ansiedad, agresividad,...).
  • Incrementa considerablemente las posibilidades de padecer una enfermedad mental: psicosis, esquizofrenia, depresión.
  • Las relaciones sociales se concentran en personas que consumen o que faciliten el mantenimiento del consumo.
  • Las relaciones familiares o de pareja se deterioran considerablemente.
  • Causa alteraciones de la memoria y el aprendizaje y disminuye el rendimiento académico o profesional.
  • Disminuye la capacidad de planificación y organización de las cuestiones personales, laborales o académicas.
  • Disminuye la capacidad de toma de decisiones y resolución de problemas del día a día.
  • Provoca síndrome amotivacional, falta de motivación para afrontar retos y proyectos vitales.
  • Disminuye la coordinación motora y aumenta el riesgo de accidentes.
  • Disminuye el control de impulsos y el control de las  emociones, altera la afectividad.
  • Etc.

Saber: ¿Qué factores influyen?

Estos son los factores que pueden agravar considerablemente las consecuencias del Consumo Problemático de Cannabis:

  • El tipo de consumo. 
  • Los antecedentes familiares en enfermedades mentales, trastornos de ansiedad, conductas agresivas, problemas de alcoholismo o consumo de drogas.
  • La frecuencia y cantidad de consumo. 
  • Determinadas características personales, o rasgos de personalidad del consumidor.
  • La falta de expectativas vitales y motivación.
  • Una baja autoestima.
  • Relaciones sociales centradas con el consumo.
  • La escasa percepción sobre los riesgos del consumo problemático.
  • El desconocimiento y la falta de información.
  • Una baja capacidad de toma de decisiones para provocar un cambio en el consumo.
  • La falta de recursos personales y de apoyo.
  • ...

Paso 2: Valorar

¿Cómo saber si mi consumo es problemático?

Te aconsejamos que hagas el Test de Consumo Problemático de Cannabis. Está dirigido exlusívamente a personas mayores de edad (18 años) que lo utiliza bajo su absoluta responsabilidad.

El Test valora aspectos relacionados con: tu tipo de consumo, tus antecedentes familiares, las consecuencias que el consumo tiene en tu vida y en tu salud mental y tu posicionamiento respecto a tu consumo. Te ayuda a reflexionar sobre tu manera de consumir y te ofrece un resultado en el que te indica si tu consumo:

  • No es Problemático.
  • Sí es Problemático.
  • Es Problemático Grave.

Si tus resultados te indican que tu consumo es problemático, te proponemos un plan de acción que puede ayudarte a que tu consumo no sea problemático.


Paso 3: Decidir y actuar

¿Cómo dejar de tener un consumo problemático de cannabis?

Te ofrecemos algunas herramientas prácticas para ayudarte a conseguirlo:

¿Controlas?

Si quieres saber si tu consumo de cannabis es problemático, haz el Test.